El síndrome de abstiencia

imagesCA30ER37 El síndrome de abstiencia

Junto con la posibilidad de aumentar unos kilos de más , el  síndrome de abstinencia es  posiblemente la mayor preocupación de las personas que desean dejar de fumar.

 

¿Pero qué es exactamente el síndrome de abstinencia o  “mono”?

 

El síndrome de abstinencia son aquellas  reacciones físicas que ocurren cuando una persona con adicción a una sustancia como el alcohol, el tabaco u otras drogas, deja de consumirla.

Todas estas  sustancias adictivas poseen unos compuestos similares a los neurotransmisores  (compuestos químicos empleados por las neuronas, encargados de desencadenar la actividad de los

centros cerebrales de recompensa o placer, los cuales permiten la expresión de emociones gratificantes como entusiasmo, alegría y serenidad. Precisamente por ello hay quienes los utilizan para

enfrentar momentos difíciles (fuente wikipedia).

Según el punto de vista médico, el uso frecuente de este tipo de sustancias exige cantidades cada vez mayores para lograr el mismo efecto, por lo que  el cuerpo empieza a crear tolerancia.

En el caso del tabaco, el cuerpo “necesita” cada vez más nicotina y por esta razón vamos aumentando el número de cigarrillos hasta llegar al consumo de un paquete diario, en algunos casos hasta dos.

 

¿Sufriré el síndrome de abstinencia cuando deje de fumar?

Esto va a depender mucho de la persona y de cómo se haya preparado para dejar de fumar, si está recibiendo alguna ayuda para dejar el hábito, asi como si en general sufre de algún tipo de estrés o de ansiedad.

Algunas personas, durante las dos o tres primeras después de apagar el cigarrillo pueden que sienta algún  momento de intranquilidad o malestar. Como un ” no sé qué me pasa”, creo que tengo ganas de fumar o estoy muy nervioso, tengo el mono.

Para poder combatir el síndrome de abstinencia es muy importante  entender qué es exactamente:

1. Durante las dos o tres semanas después de haber apagado el último cigarrillo, el cuerpo está eliminando la nicotina y puede haber algún momento del día que sientas una especie de sensación de vacío y de inseguridad parecida al

hambre. Tal vez hayas sido fumador sólo un par de años, tal vez unas cuantas décadas y, durante todo ese tiempo, acostumbraste al cuerpo a una determinada dosis de sustancias.

2. Algunos de los mecanismos piscológicos que disparan la ansiedad en momentos determinados, como el tráfico, llegar tarde a una cita, o enfadarse con alguien, es fácil que los confunda con la sensación  que “necesito” un cigarrillo.

Unicamente es esa parte de mi mente que ha aprendido a lidiar con el más pequeño problema asociandolo a un cigarrillo.

Para poder dejar con éxito la adicción al tabaco es esencial entender la diferencia entre estos dos factores que acabamos de describir. La mayoría de los fumadores que emplean la Fuerza de Voluntad unicamente para dejar de fumar, encuentran difícil el proceso porque no han entendido bien la diferencia entre eliminar la nicotina y entrar en un estado de ansiedad por algo que nos haya ocurrido. Aunque a veces lo consigan, al cabo de unas semanas, ante el menor contratiempo, suelen volver a caer.

Comparte:
  • email link El síndrome de abstiencia
  • twitter El síndrome de abstiencia
  • googlebookmark El síndrome de abstiencia
  • facebook El síndrome de abstiencia
  • stumbleupon El síndrome de abstiencia
  • delicious El síndrome de abstiencia
Posted in Uncategorized, May 2nd, 2011 | Eva Palmer

Archives





15 Responses



Leave a Reply