Estado hipnótico y estado de cociencia plena

Nuestra mente opera en cuatro estados generales determinados por la frecuencia de la electricidad generada por el intercambio químico en las vías nerviosas. Los cuatro estados son: Conciencia Plena (gama Beta), Estado Hipnótico (gama Alfa), Estado de Ensoñación ( gama Theta) y Sueño (gama Delta).

El estado de conciencia plena es en el que pasamos la mayor parte del tiempo. En este estado nuestra mente está atenta y usa la lógica para razonar, evalúa, juzga y toma decisiones.

En el estado hipnótico, la puerta entre la mente consciente y la mente subconsciente se abre, se puede acceder a los recuerdos más fácilmente, y se guarda la información nueva. En el estado hipnótico, no pensamos en el “sentido tradicional”. Experimentamos sin cuestionar, sin criticar ni analizar, como cuando estamos viendo una película. El hipnoterapeuta nos da sugestiones que nuestra mente acepta con más facilidad (siempre que no entren en contradicción con nuestros principios).

Pasamos secuencialmente por los cuatro estados ( Beta, Alfa, Theta y Delta) conforme la actividad cerebral va disminuyendo al dormimos y volvemos a pasar por esos mismos estados al preparamos para estar totalmente alerta. Es decir, cada noche, justo antes de dormirnos y, cada mañana, poco antes de despertar, pasamos ( la mayoría de veces, sin darnos cuenta) por el estado hipnótico (gama Alfa).

Otra definición menos técnica de la hipnosis es: un estado alterado de conciencia en el que nuestra facultad crítica es eludida y se establece la aceptación del pensamiento selectivo.

En otras palabras, la parte de nuestra mente que razona, critica y juzga ( mente consciente) es eludida. A pesar de que podemos pensar que esto es imposible, nos ocurre muchas veces. La industria publicitaria constantemente está eludiendo nuestro juicio crítico para influir en nuestro comportamiento e inducirnos a comprar.

Otros momentos en los que podemos suspender nuestro juicio crítico sin darnos cuenta es cuando una figura de autoridad hace algún comentario (especialmente los niños ante sus padres).Los niños también juegan a suspender su juicio crítico en muchos juegos en los se imaginan ser un determinado personaje y lo mismo hacen los actores y la audiencia cuando ve una película u obra de teatro.

Cuando la mente crítica es eludida, se puede ayudar al cliente con sugestiones y pensamientos que lo llevan al cambio positivo que él desea, siempre y cuando estas sugestiones no entren en contradicción con sus principios más profundos.

Comparte:
  • email link Estado hipnótico y estado de cociencia plena
  • twitter Estado hipnótico y estado de cociencia plena
  • googlebookmark Estado hipnótico y estado de cociencia plena
  • facebook Estado hipnótico y estado de cociencia plena
  • stumbleupon Estado hipnótico y estado de cociencia plena
  • delicious Estado hipnótico y estado de cociencia plena
Posted in Uncategorized, October 23rd, 2010 | Eva Palmer

Archives





3 Responses



Leave a Reply