Hipnosis: verdades y mentiras

hipnosis real 150x150 Hipnosis: verdades y mentiras

Existen muchos mitos falsos acerca de la hipnosis

Hipnosis: ¿es todo cierto?

Una parte importante de mi trabajo terapéutico con hipnosis es desmitificar algunas de las creencias erróneas que se tienen acerca de ésta.

A pesar de que cada vez más profesionales utilizan las técnicas hipnóticas para una amplia variedad de tratamientos siguen habiendo, por lo general, muchas creencias falsas o erróneas acerca de lo que es la hipnosis y lo que se puede conseguir con ella.

Esto se debe en parte a que las técnicas hipnóticas que conocemos más popularmente han estado siempre rodeadas de mitos fomentados por el cine y la televisión.

El un, dos, tres, duérmete que conocemos de los espectáculos no es más que eso, espectáculo.

Veamos algunas de los falsos mitos que existen acerca de la Hipnosis:

  • La persona hipnotizada pierde la voluntad y queda a expensas del hipnotizador. Nada más lejos de la realidad. En un proceso hipnótico el paciente nunca queda sometido. La persona está en un estado profundo de relajación, que no dormido, por lo que es consciente de todo lo que ocurre a su alrededor. La persona nunca pierde el “control” y sería imposible provocar que alguien hiciera algo en contra de su voluntad.

 

  • Nos podemos quedar “enganchados” en el trance y nunca más salir. Imposible ya que, como hemos dicho, la persona es en todo momento consciente de todo lo que ocurre a su alrededor y, si lo deseara, en cualquier momento podría interrumpir el trance.

 

  • Las personas susceptibles de ser hipnotizadas son más débiles, crédulas o ignorantes. Casi que podemos decir que ocurre lo contrario. Cuánto más facilidad tiene alguien de entrar en trance y de relajarse, más partido puede sacarle a su imaginación.

 

  • Para estar hipnotizado de verdad se tiene que estar dormido. Si estás dormido, estás dormido y eso nada tiene que ver con la hipnosis. El paciente siempre permanece despierto y es consciente de todo lo que sucede a su alrededor.

 

  • Es más fácil hipnotizar a un sexo que a otro. Pues no, todavía no hay ningún estudio que pruebe que sea más fácil hipnotizar a hombre y mujeres o viceversa. La capacidad depende de cada persona.

 

Estos son algunos de los mitos y preocupaciones que me han planteado algunos de mis clientes. Y tú, ¿qué crees? ¿Cuál  ha sido tu experiencia con la hipnosis?

 

Comparte:
  • email link Hipnosis: verdades y mentiras
  • twitter Hipnosis: verdades y mentiras
  • googlebookmark Hipnosis: verdades y mentiras
  • facebook Hipnosis: verdades y mentiras
  • stumbleupon Hipnosis: verdades y mentiras
  • delicious Hipnosis: verdades y mentiras
Posted in Uncategorized, April 11th, 2012 | Eva Palmer

Archives





35 Responses



Leave a Reply