Tabaquismo

El tabaquismoes la adicción al tabaco provocado, principalmente, por uno de los componentes activos de éste, la nicotina.

El tabaquismo o síndrome de abstinencia que siente el fumador provoca en él la sensación de sufrir una dependencia física y psicológica.

Posiblemente más grave que esta sensación de dependencia física y psicológica provocada por la nicotina es el aumento de los factores de riesgo de enfermedades respiratorias, cardiovasculares, los distintos distintos tipos de cáncer y los daños provocados al feto si la mujer está embarazada. Aún sabiendo todos los riesgos que comporta fumar, el fumador, en muchos casos, si siente incapaz de dejar no sólo una adicción si no también un hábito que ha ido construyendo y reforzando a lo largo de los años.

En la mayoría de países desarrollados, el tabaquismo es la principal causa de mortalidad superando a los accidentes por tráfico y el consumo de todas las drogas ilegales juntas. A pesar de estas cifras, el fumador que se siente enganchado, las suele pasar por alto y decide cada vez que vuelve a encender un cigarrillo continuar minando su salud y someterse a su adicción.

A pesar de la mala reputación que tiene el tabaco, como tal es lo que menos se fuma, pues excepto el poco tabaco natural, todo lo que se comercializa está adulterado con sustancias químicas que le aportan dudosas o preocupantes propiedades como la de ser más adictivo o mejorar su sabor, y otras que no se saben porque también tienen fórmulas secretas.Las industrias agregan aditivos que el tabaco puro jamás ha tenido, aumentando la toxicidad que de por sí ya tiene. Sin embargo es importante recalcar que el tabaco puro, siempre causará daño irremediablemente, por lo que la única opción que minimiza el riesgo de padecer enfermedades respiratorias a edades avanzadas es simplemente no fumar.

Se fuma no sólo por la adicción provocada por la nicotina y los componentes químicos añadidos, el fumar, es ante todo, un hábito. Un hábito que se ha ido reforzando a lo largo de meses, años e inlcuso décadas y que el inconsciente del fumador ha asociado a determinadas características.

No obstante, la nicotina y el hábito de fumar no son suficientes para tenernos tan esclavizados y con la sensación de dependencia total. Hay un tercer factor clave: la ansiedad.

La ansiedad puede ser provocada por la retirada de la nicotina, ya que ésta actúa directamente sobre el sistema nervioso. También está comprobado que la nicotina tiene efectos antidepresivos, aunque por su poder adictivo no se utiliza en farmacología hoy en día. Es posiblemente este tercer factor el que más preocupa a los fumadores, el no tener que pasar por la sensación de ansiedad.

Por todo ello, cuando se trabaja para eliminar el tabaquismo tenemos que centrarnos en tres pilares: la adicción a la nicotina, el dejar o cambiar un hábito que hemos ido construyendo con mucha constancia y la ansiedad provocada ya sea por la nicotina o por nuestras circunstancias personales.

Comparte:
  • email link Tabaquismo
  • twitter Tabaquismo
  • googlebookmark Tabaquismo
  • facebook Tabaquismo
  • stumbleupon Tabaquismo
  • delicious Tabaquismo
Posted in Uncategorized, October 10th, 2010 | Eva Palmer

Archives





5 Responses



Leave a Reply